Los detectores de gas y los detectores de monóxido de carbono garantizan que sonará una alarma cuando la concentración de gas sea muy alta.
Más información

6 producto(s) encontrado
Ver:
Ordenar por:
Smartwares SH8-90105 Detector de monóxido de carbono
N.º de artículo SH8-90105
Comparar este producto
Smartwares FGA-13700LI07 Detector de monóxido de carbono IAN339744
N.º de artículo FGA-13700LI07
Comparar este producto
Smartwares FGA-13000 Detector de monóxido de carbono FGA-1300
N.º de artículo FGA-13000
Comparar este producto
Smartwares 10.042.11 Detector de monóxido de carbono RM380
N.º de artículo 10.042.11
Comparar este producto
Smartwares 10.029.29 Detector combinado de Gas CO RM337
N.º de artículo 10.029.29
Comparar este producto
Smartwares 10.029.22 Detector de gas RM400
N.º de artículo 10.029.22
Comparar este producto

    Duración de la batería(yr)

    Función de pausa

    Tiempo de vida del producto(yr)

    Marca de calidad

    Pilas reemplazables

    Detector de monóxido de carbono y detectores de gas


    Los detectores de gas y los detectores de monóxido de carbono garantizan que sonará una alarma cuando la concentración de gas sea muy alta. Algunos gases como el monóxido de carbono y el propano no emiten ningún olor ni sabor, y pueden matarle sin que se de cuenta. Si la concentración de gas es demasiado alta, sonará una alarma de 85 dB que le permitirá actuar a tiempo.

    Todas las alarmas de monóxido de carbono y las alarmas de gas incluyen una batería cuya vida útil es de al menos cinco años y, en muchas ocasiones, incluso de siete. El indicador de batería le avisará con tiempo cuando la batería esté prácticamente agotada. La batería de todos los detectores es desechable y su vida útil es de un año.

    Tanto los detectores de monóxido de carbono como los detectores de gas se pueden colgar fácilmente con un par de tornillos. Deben colgarse a un distancia mínima de 1,5 m sobre el suelo. El funcionamiento de estos aparatos es óptimo cuando se colocan a una distancia de 1,85 m de una instalación de combustión.

    Es recomendable probar los detectores de monóxido de carbono y los detectores de gas al menos una vez al mes y limpiarlos con frecuencia. De este modo, se asegurará de su correcto funcionamiento. No se recomienda utilizar productos de limpieza ni pintar los aparatos. Utilice un paño ligeramente húmedo para limpiarlos y aspírelos con un aspirador cada seis meses.

    Cargando
    Cargando